El inicio del segundo tiempo condena al Viveros Mas de Valero en Matarò

 

Tercera derrota de la temporada la que encajó el equipo segorbino el pasado sábado en su desplazamiento a Matarò, en un encuentro muy igualado y que se vio marcado por en el inicio del segundo tiempo en el que los catalanes anotaron dos goles en un minuto. El resultado final de 4-2 dejó los tres puntos en casa y a la expedición del Viveros Mas de Valero con un sabor agridulce ya que el partido fue muy equilibrado y los catalanes únicamente sobrepasaron a los visitantes en esos minutos desafortunados.



El partido comenzó con un ritmo altísimo, con un buen caudal ofensivo y con ocasiones en ambas porterías. Iván estuvo sensacional en el inicio de encuentro y sus paradas y la falta de acierto en varias oportunidades de Pedrito, Moral y Óscar evitaron que el marcador se moviera. Fue en el 16 de juego cuando llegó el 0-1, un gran saque de Iván Bolos se convirtió en asistencia a Moral, que cedió en bandeja para que Pedrito anotara el primero de la tarde. Pero poco iba a durar la alegría segorbina y es que tras el saque de centro los locales volvían a poner la igualada, y pudo llegar el 2-1, pero una intervención sensacional de Iván Bolós posibilitó que el encuentro llegara al descanso con empate a un tanto.

El inicio del segundo tiempo marcó el devenir del choque, en un primer minuto muy desafortunado de los segorbinos, el Futsal Matarò anotó dos tantos y puso el partido cuesta arriba para el Viveros Mas de Valero. Con el 3-1 en el marcador y tras pasar unos minutos de apuro, el Viveros se hizo el amo del encuentro y buscó portería contraria con insistencia. Los de Matarò ordenados e intensos en defensa y con la sensacional actuación de su guardameta mantuvieron la ventaja. Fue a falta de 1,06 para el final y atacando con portero-jugador, cuando los de Héctor Núñez anotaron el 3-2 gracias a un tanto de Tití. Iba a seguir intentándolo el Viveros Mas de Valero, el empate segorbino estaba cerca, pero los catalanes sentenciaron el partido con un gol de su guardameta desde su propia área.